Arquitectura de exposición

Arquitectura de exposición

Sistemas expositivos para la exhibición de archivos

Este trabajo explora el espacio intersticial que existe entre el documento, el cuerpo, el mueble y la arquitectura.

Aquí se presentan proyectos que proponen sistemas para la exhibición de archivos de arte e históricos, que se conciben como arquitecturas móviles de escala intermedia, que buscan relacionar el cuerpo del visitante con la experiencia del material documental a través de construcciones de escala más doméstica, en donde el documento y el cuerpo se encuentren de manera más equitativa. Un espacio liminal entre exhibición y biblioteca, donde uno sienta, pueda y quiera pasar más tiempo. El tiempo en estas exhibiciones de archivo corre diferente, por lo que se necesita construir un entorno con dispositivos en donde uno quiera quedarse a ver o sentarse a leer, convirtiendo el lugar en un espacio público y de estar.

Por estas características estas exhibiciones nos sirven también para retar ciertas políticas tacitas que existen en los espacios de museo y que le dan a uno la sensación de estar en un banco o en una iglesia. “…No toques nada, párate detrás de esa línea, sabemos que no vas a entender, si entiendes algo bien por ti, date por bien servido y por favor sigue caminando. No te quedes”. Estos experimentos exploran diferentes estrategias para hackear el cuerpo del visitante y ponerlos en una relación corporal diferente en el espacio, rompiendo el estatus formal de cómo uno debe comportarse en un espacio de exposición, sin usar ninguna señalización o etiquetas, solo coreografiando el cuerpo de manera más informal.

Con familias de cajones, muebles, estructuras abiertas y dispositivos móviles todos nuestros proyectos invitan a quedarse, incentivan el intercambio y generan espacio público. Su constructiva evita participar de la burocracia de tabla roca que caracteriza la mayoría de exposiciones, ni trabaja con modernas propuestas monolíticas, sino que se plantean sistemas constructivos diversos, que tienen la posibilidad de cambio, de reúso y de crecimiento.

Arte e Investigación

Arte e Investigación

Dispositivos Experimentales y Oficios Comunes

Los primeros proyectos resultaron de mis investigaciones de arquitectura informal en las diferentes ciudades donde he vivido, Lima, Tijuana/ San Diego y ahora Ciudad de México/ San Francisco. Aprendí de la ciudad "informal" autoconstruida que hay diferentes tipos de arquitecturas móviles, que he descrito como "cambiante", "incremental" y "acumulativa". Todas estas son formas construidas de auto-organización y en conjunto representan alrededor del 50% del entorno construido de muchas ciudades latinoamericanas. Mi investigación ha conducido a la producción de una diversa familia de dispositivos móviles, construcciones acumulativas y acercamientos sistémicos.

Esta experiencia se aplicó posteriormente investigar de las regiones mineras del Perú que, en mi opinión, comparten con las áreas conflictivas de la ciudad informal de Lima la revelación de disputas históricas territoriales y sociales relacionadas con las políticas de tenencia de la tierra, Y las grandes luchas de clase y de trabajo. Es por eso que mis recientes proyectos investigan la transformación del paisaje de los Andes por la industria minera extractiva y el conflicto social que genera esta economía.

¿Cómo crear proyectos que cuestionen la dependencia económica de las economías formales globalizadas, lo que significa que de una manera u otra dependen de sistemas extractivos, insostenibles y no equitativos- dentro de las disciplinas del arte y el diseño? Mi respuesta ha sido crear proyectos de investigación que estudien los "oficios comunes" de las comunidades urbanas y rurales para registrar, experimentar y coproducir, con conocimiento de los artesanos locales, diseños y procesos contemporáneos, para generar una pequeña cadena de conocimiento alrededor de esas historias. Por "oficios comunes" me refiero a los comerciantes que hacen las cosas comunes que se usan todos los días, como los vidrieros, los carpinteros y los trabajadores del metal cuyas habilidades son comúnmente utilizadas, pero no son reconocidas.

De esta experiencia surgió el proyecto de largo plazo Oficios Comunes, Metabolismo Urbano de Saberes, y junto con él diferentes proyectos que estudian la cultura material y el conocimiento local de las comunidades urbanas, rurales y marginadas de hacedores.

Muebles

Muebles

Furniture / Mobiles / Muebles

Los muebles y los dispositivos urbanos móviles, como bancos y sillas utilizan lenguajes de construcción populares como carretillas o quioscos ambulantes para definir sus formas. Explorando la movilidad, la temporalidad y el cambio, estas piezas son a menudo diseñadas para intervenir en el espacio público, así como también existen en entornos públicos y privados.

Algunas de los muebles presentados en esta sección fueron diseñados como parte de sistemas desarrollados en arquitecturas de exposiciones y que han seguido evolucionando y transformándose individualmente.

Cerrar

La Casa del Hijo del Ahuizote

2015 /

Arquitectura de exposición /

/

Archivo - Imprenta - Museo, Ciudad de México

Espacio histórico ubicado en el domicilio de la imprenta de El Hijo del Ahuizote, el semanario satírico de oposición a la dictadura de Porfirio Díaz, establecido a partir del archivo de los hermanos Flores Magón. 

¿Qué cultura material resultaría si los trabajadores fueran los dueños de sus medios de producción, sin el control del Estado? Se trata aún de una situación utópica. Sin embargo, podemos explorar esa pregunta desde el diseño, partiendo de la hipótesis de que las  economías informales realizan cotidianamente una exploración semejante. El trabajo realizado para La Casa del Ahuizote se enmarca en la exploración más amplia que Germen Estudio desarrolla a partir de esta hipótesis. En el caso del Ahuizote, se plantean vínculos  posibles entre principios históricos anarquistas (ayuda mutua, autarquía, espontaneidad, fluidez y contingencia) y soluciones y diseños del comercio informal, procediendo por medio de la identificación de equivalencias, similitudes y resonancias con los métodos de  operación popular característicos del contexto urbano inmediato del museo.

*

La Casa del Ahuizote es un proyecto establecido en un inmueble de cuatro plantas. Cada una tiene un funcionamiento particular. La planta baja sirve de ingreso al museo, pero también a una plaza comercial que se ubica al fondo del mismo predio. Es un área semi pública compartida por el museo, el mercado y la calle. Al mismo tiempo, en la planta baja se ubicaba la imprenta legendaria de El Hijo del Ahuizote. Esta arqueología dio lugar al rescate del edificio, y al proyecto mismo de La Casa. Es el sitio de una mitología. Al ingresar a la planta baja, se presenta una fotografía que documenta el sitio en los tiempos en que fue imprenta (La constitución ha muerto). En una vitrina, hay documentación que reconstruye parte de la historia del edificio a lo largo del siglo XX. En la planta baja de La Casa también se estaciona el Ahuizote Ambulante. En espera de salir a la calle, esta infraestructura móvil funciona como una especie de mobiliario urbano, recepción, refectorio, superficie que cambia, en este espacio semi público, de función según el usuario ocasional. Sirve de extensión a La Casa para la realización de activaciones callejeras; recorre las calles del Centro y de sus alrededores. Cuenta con superficie de trabajo, soportes para exhibición y sistema de audio sonidero.

El primer piso está dedicado a exhibición de materiales de archivo documental (La Casa del Ahuizote custodia los archivos del Partido Liberal Mexicano, el movimiento anarquista de principios del siglo XX que operó a ambos lados de la fronterade México y Estados Unidos) -- aunque ha funcionado para exhibir obra gráfica contemporánea y libros de artista en modalidad de feria comercial. Una estructura metálica preexistente se intervino con la inserción de gabinetes y vitrinas que sirven a la vez de vitrina y mobiliario convencional de banca y escritorio. Los cuatro módulos principales se ajustan a las necesidades de curador y museógrafo. Con el mismo lenguaje, se resuelve la posibilidad de impartir contenidos acústicos por medio de una paleta y un cubículo de escucha e impresiones en tela, colocadas en rodillos, a modo de banda infinita. 

El mobiliario diseñado para el segundo piso procura dejar un área despejada al centro, en oposición simétrica al primer piso, determinado por la presencia de una estructura masiva al centro. Un closet corrido a lo largo del muro contiene una oficina plegable. Sirve igualmente para el guardado y operación de un duplicador electrónico marca Riso, en que se basa el programa de imprenta de La Casa. Otra sección del mismo conjunto sirve al almacenamiento de sillas, mesas y materiales diversos (publicaciones, papel, etc.). Este espacio permite el desarrollo de funciones múltiples. Aquí se realizan charlas, proyecciones, talleres, presentaciones. Este piso fluye entre la oficina y el taller de imprenta, e incluso se desarrollan exhibiciones. Se han llevado acabo ferias de carácter comercial, gracias a la instalación de estructuras verticales de alambre (EVA) igualmente diseñadas por el Estudio. 

Finalmente, desde la terraza, se disfruta una vista panorámica del centro de la ciudad y es ahí donde se realizan los convivios que siguen a los eventos artísticos y culturales. 


Giacomo Castagnola recibió su Maestría de Ciencias en Arte, Cultura y Tecnología (SMACT) de la escuela de Arquitectura y Planeación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en 2013, y tiene una licenciatura en arquitectura y urbanismo de la universidad Ricardo Palma (URP) en Lima, Perú. Originario de Lima, Perú, por siete años (2003-2010) vivió y trabajó en la región Tijuana/ San Diego donde estableció Germen, estudio de arquitectura y diseño, para investigar la ciudad “informal” auto-construida que compone hasta el 40% de la infraestructura urbana y creciente de muchas ciudades Latinoamericanas. Actualmente, Castagnola trabaja entre Ciudad de México y San Francisco en arquitecturas para exposiciones y museografías que exploran nuevas maneras de exhibir archivos de arte y de cultura material. Su trabajo busca superar al cubo blanco y a la burocracia de tabla roca; propone tratar al museo como un espacio público mediante el uso de distintos sistemas constructivos/expositivos que exploran el espacio intersticial entre el documento, el cuerpo, el mueble y la arquitectura.

Logo Germen

Fundador

Giacomo Castagnola

Arquitectos

Erik López
Cristóbal García

Colaboradores pasados

Fernando J Limón — San Diego, CA
Fernando Becerra — San Diego, CA
Carlos A. Augusto Paz — Tijuana, MX