Arquitectura de exposición

Arquitectura de exposición

Sistemas expositivos para la exhibición de archivos

Este trabajo explora el espacio intersticial que existe entre el documento, el cuerpo, el mueble y la arquitectura.

Aquí se presentan proyectos que proponen sistemas para la exhibición de archivos de arte e históricos, que se conciben como arquitecturas móviles de escala intermedia, que buscan relacionar el cuerpo del visitante con la experiencia del material documental a través de construcciones de escala más doméstica, en donde el documento y el cuerpo se encuentren de manera más equitativa. Un espacio liminal entre exhibición y biblioteca, donde uno sienta, pueda y quiera pasar más tiempo. El tiempo en estas exhibiciones de archivo corre diferente, por lo que se necesita construir un entorno con dispositivos en donde uno quiera quedarse a ver o sentarse a leer, convirtiendo el lugar en un espacio público y de estar.

Por estas características estas exhibiciones nos sirven también para retar ciertas políticas tacitas que existen en los espacios de museo y que le dan a uno la sensación de estar en un banco o en una iglesia. “…No toques nada, párate detrás de esa línea, sabemos que no vas a entender, si entiendes algo bien por ti, date por bien servido y por favor sigue caminando. No te quedes”. Estos experimentos exploran diferentes estrategias para hackear el cuerpo del visitante y ponerlos en una relación corporal diferente en el espacio, rompiendo el estatus formal de cómo uno debe comportarse en un espacio de exposición, sin usar ninguna señalización o etiquetas, solo coreografiando el cuerpo de manera más informal.

Con familias de cajones, muebles, estructuras abiertas y dispositivos móviles todos nuestros proyectos invitan a quedarse, incentivan el intercambio y generan espacio público. Su constructiva evita participar de la burocracia de tabla roca que caracteriza la mayoría de exposiciones, ni trabaja con modernas propuestas monolíticas, sino que se plantean sistemas constructivos diversos, que tienen la posibilidad de cambio, de reúso y de crecimiento.

Arquitectura

Arquitectura

Arte e Investigación

Arte e Investigación

Dispositivos Experimentales y Oficios Comunes

Los primeros proyectos resultaron de mis investigaciones de arquitectura informal en las diferentes ciudades donde he vivido, Lima, Tijuana/ San Diego y ahora Ciudad de México/ San Francisco. Aprendí de la ciudad "informal" autoconstruida que hay diferentes tipos de arquitecturas móviles, que he descrito como "cambiante", "incremental" y "acumulativa". Todas estas son formas construidas de auto-organización y en conjunto representan alrededor del 50% del entorno construido de muchas ciudades latinoamericanas. Mi investigación ha conducido a la producción de una diversa familia de dispositivos móviles, construcciones acumulativas y acercamientos sistémicos.

Esta experiencia se aplicó posteriormente investigar de las regiones mineras del Perú que, en mi opinión, comparten con las áreas conflictivas de la ciudad informal de Lima la revelación de disputas históricas territoriales y sociales relacionadas con las políticas de tenencia de la tierra, Y las grandes luchas de clase y de trabajo. Es por eso que mis recientes proyectos investigan la transformación del paisaje de los Andes por la industria minera extractiva y el conflicto social que genera esta economía.

¿Cómo crear proyectos que cuestionen la dependencia económica de las economías formales globalizadas, lo que significa que de una manera u otra dependen de sistemas extractivos, insostenibles y no equitativos- dentro de las disciplinas del arte y el diseño? Mi respuesta ha sido crear proyectos de investigación que estudien los "oficios comunes" de las comunidades urbanas y rurales para registrar, experimentar y coproducir, con conocimiento de los artesanos locales, diseños y procesos contemporáneos, para generar una pequeña cadena de conocimiento alrededor de esas historias. Por "oficios comunes" me refiero a los comerciantes que hacen las cosas comunes que se usan todos los días, como los vidrieros, los carpinteros y los trabajadores del metal cuyas habilidades son comúnmente utilizadas, pero no son reconocidas.

De esta experiencia surgió el proyecto de largo plazo Oficios Comunes, Metabolismo Urbano de Saberes, y junto con él diferentes proyectos que estudian la cultura material y el conocimiento local de las comunidades urbanas, rurales y marginadas de hacedores.

Dispositivos móviles

Dispositivos móviles

Furniture / Mobiles / Muebles

Los muebles y los dispositivos urbanos móviles, como bancos y sillas utilizan lenguajes de construcción populares como carretillas o quioscos ambulantes para definir sus formas. Explorando la movilidad, la temporalidad y el cambio, estas piezas son a menudo diseñadas para intervenir en el espacio público, así como también existen en entornos públicos y privados.

Algunas de los muebles presentados en esta sección fueron diseñados como parte de sistemas desarrollados en arquitecturas de exposiciones y que han seguido evolucionando y transformándose individualmente.

Cerrar

Pedir lo imposible. Segunda bienal de arte y diseño de la UNAM 2020

2020 /

Arquitectura de exposición /

/

La museografía que realizamos para esta bienal se suspende del techo y aprovecha el sistema estructural original de la cubierta como un recurso flexible, que nos dio la posibilidad de pensar en una museografía diferente y más ligera. Diseñamos y construimos una familia de componentes colgantes que definían los espacios y complementaban los proyectos, respondían a funciones museográficas y a necesidades específicas de cada pieza, como: paneles gráficos con indicaciones; tubos de PVC para resolver arquitecturas en conflicto, repisas corridas para colocar revistas auto-editadas, hasta mangueras colgadas para sistemas de irrigación e imágenes de archivos que “flotan en el aire”. Todas esas piezas y partes componen la experiencia expositiva.

Al suspender los elementos museográficos evitamos la convención de trabajar a nivel del piso y eludimos soluciones y materiales pre-definidos por la lucha perdida contra la gravedad y el MDF[1]. Esta estrategia de aprovechar el techo de distintas maneras sirvió para negociar la escala de los proyectos con la altura y escala de la sala. De este modo, se habitó ese espacio de forma adecuada e integral con un presupuesto limitado.

En esta ocasión la economía del espacio no era un problema, se podía y debía pensar en grande, para este caso particular. A los colectivos de artistas participantes les recomendamos que pensaran en instalaciones de mayor escala, ya que este espacio lo permitía, de lo contrario, esa escala “nos comería”; esto le sucede, en mi opinión, a muchas exposiciones que se han presentado en esa sala.

Mundos posibles

Algunos proyectos fueron de naturaleza más participativa, algunos necesitaron apoyo constructivo, otros no; algunos requirieron estructuras geométricas y definidas, otros, soluciones vaporosas y aéreas. Nuestro ejercicio museográfico fue potencializar las particularidades y diferencias para lograr un conjunto expositivo rico y diverso. Un espacio fértil de donde emergieron construcciones, relaciones y momentos inesperados. Me gusta sentir que esta bienal fue una exposición compuesta de muchos sistemas de pensamiento, micro-mundos y formas de investigación y colaboración que habitaron a su manera la sala del MUCA.

Un dinosaurio que respira

La exposición también necesitaba de un espacio donde los visitantes pudieran pasar un tiempo en la sala: una invitación a sentarse o simplemente estar. Para este fin construimos un mueble que se cuelga del techo con cuerdas amarillas de alpinista. Elaborado con tablones estándar de madera que interconectados funcionan como asientos y bancas corridas, formando pequeños lugares de estar y micro-patios. Este columpio colectivo encarnó todo el potencial estructural, espacial y conceptual de la sala y de la bienal Pedir lo imposible: Balanceando suavemente a grupos de veinte o veinticinco personas de un lado al otro, una y otra vez, durante todo el día. El columpio generaba un movimiento colectivo que dependía de la inercia del conjunto y que se modulaba con las cuarenta piernas que lo impulsaban y/o lo detenían. Por su ritmo pausado y constante, tipo respiración de dinosaurio, este sencillo aparato relaja, te duerme. Como canto de sirena atraía a los estudiantes y se volvió rápidamente en un lugar popular y muy frecuentado, donde podías estar el tiempo que quisieras flotando con o sin los pies en la tierra.

[1] Medium Density Fiberboard o MDF (por sus siglas en inglés) es un fibropanel de densidad media hecho a base de partículas de madera (aserrín) reconstituido en planchas estandarizadas de 2.40 x 1.20 mts. Por su producción industrial masiva, su estructura uniforme y su facilidad para ser trabajada, es el material más usado en la construcción de elementos museográficos para exposiciones.

Giacomo Castagnola recibió su Maestría de Ciencias en Arte, Cultura y Tecnología (SMACT) de la escuela de Arquitectura y Planeación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en 2013, y tiene una licenciatura en arquitectura y urbanismo de la universidad Ricardo Palma (URP) en Lima, Perú. Originario de Lima, Perú, por siete años (2003-2010) vivió y trabajó en la región Tijuana/ San Diego donde estableció Germen, estudio de arquitectura y diseño, para investigar la ciudad “informal” auto-construida que compone hasta el 40% de la infraestructura urbana y creciente de muchas ciudades Latinoamericanas. Actualmente, Castagnola trabaja entre Ciudad de México y San Francisco en arquitecturas para exposiciones y museografías que exploran nuevas maneras de exhibir archivos de arte y de cultura material. Su trabajo busca superar al cubo blanco y a la burocracia de tabla roca; propone tratar al museo como un espacio público mediante el uso de distintos sistemas constructivos/expositivos que exploran el espacio intersticial entre el documento, el cuerpo, el mueble y la arquitectura.

Logo Germen

Fundador

Giacomo Castagnola

Arquitectos

Erik López
Cristóbal García

Colaboradores pasados

Fernando J Limón — San Diego, CA
Fernando Becerra — San Diego, CA
Carlos A. Augusto Paz — Tijuana, MX